Antioxidante y DHA, nutrientes clave para la salud del esperma

antioxidantes

Los antioxidantes son los eliminadores de RL por excelencia y de manera natural, se encuentran presentes en el plasma seminal (ej. vitamina C y E, glutatión, albúmina, carotenoides o ácido úrico). Sin embargo, en la mayoría de los casos, un poder antioxidante a nivel del semen depende de un aporte exógeno adecuado a través de la dieta, estando presentes principalmente en frutas y verduras (ej. vitaminas, ciertos minerales, ciertos polifenoles etc.), además de algunas semillas y frutos secos. Dado su importante papel como controladores de procesos oxidativos causados por una sobrecarga de RL, son uno de los elementos clave a considerar en problemas de fertilidad masculina.

Un aporte adecuado de antioxidantes ayuda a preservar la calidad y viabilidad del espermatozoide.

La membrana del espermatozoide es un lugar especialmente vulnerable al ataque de los RL, dado su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados (PUFA), los cuales, son especialmente vulnerables al ataque de los RL. Uno de los ácidos grasos más abundantes y relevantes de la membrana del espermatozoide es el ácido docoshexaenoico (DHA), un omega-3 de origen marino. Un 55% de la grasa contenida en la membrana celular del espermatozoide es DHA, el cual, en virtud de su peculiar estructura tridimensional, aporta unas características de fluidez a la membrana ideales para su posterior fusión con el óvulo. Así mismo, los niveles de DHA del espermatozoide están directamente relacionados con su movilidad. En este sentido cabe apuntar que en varones con un número adecuado de espermatozoides (normozoospérmicos), los niveles de DHA son mayores que en aquellos con un número reducido (oligozoospérmicos) o cuya movilidad está muy mermada (astenozoospérmicos).

En hombres infértiles se han observado niveles disminuidos de DHA.

Además de lo anterior, el DHA es capaz de aumentar el contenido y actividad de importantes enzimas antioxidantes endógenas (ej. enzima glutatión-GSH y superóxido dismutasa -SOD).

El contenido en DHA de la membrana del esperma está directamente relacionado con su movilidad y viabilidad tras el ciclo de congelación/descongelación.